¿CONTRATARNOS ES UNA BUENA IDEA?


SÍ, LO ES. TE DAMOS 8 RAZONES



¿Te has preguntado alguna vez si es necesario contratar a un interiorista?
Puede que pienses que no. Total, para darle otro aire a tu hogar, redecorar esa habitación o distribuir las estancias de tu nueva casa puedes encontrar miles de ideas en las revistas o en internet...¿no?
Nosotros te daremos 8 motivos para que veas que contratar a un profesional SÍ es una buena idea.

8 RAZONES PARA CONTRATAR A UN INTERIORISTA

Asesoramiento integral

Estudiamos las características del espacio (luz, orientación, medidas, estructura...) y cuidamos el detalle para conseguir lo que quieres. Recomendándote, en todo momento, aquello que se adapte mejor a tus necesidades.

Conocimiento de las tendencias y soluciones

Nos mantenemos al día de los materiales y acabados, equipamientos y soluciones y tendencias en decoración. Buscamos la mejor opción para cada cliente.

Armonia

Somos profesionales del diseño. Sabemos combinar los elementos, materiales y mobiliario para que tu espacio sea armonioso y estético. El interiorismo aporta valor añadido a tu vivienda o local.



Actuación en base a la normativa vigente

Respetamos la normativa vigente, para que no tengas sorpresas. Nos acogemos a las recomendaciones del técnico (aparejador y/o arquitecto) en materia de condicionantes legales.

Proceso más sencillo

Nuestro servicio hace que todo el proceso de gestión resulte más sencillo para ti y puedas despreocuparte. Cuando una persona no es experta en este campo, llevar ella sola el peso del proyecto puede convertirse en algo complejo.

Dirección del proyecto

Nos ocupamos del proyecto de principio a fin, desde la idea inicial hasta la ejecución final. Resolviendo los inconvenientes que puedan surgir y velando por el buen desarrollo del mismo.

Control presupuestario

Planificamos y supervisamos todos los presupuestos para minimizar las sorpresas.

Calidad

Siempre actuamos en defensa de la obra bien hecha. Nos preocupamos de hacer el seguimiento a los industriales y demás proveedores para que el proyecto se desarrolle en base a los niveles de calidad exigidos.