Mostrar todo

UN NUEVO INICIO

O cómo convertimos un almacén en la casa soñada.

A partir de un antiguo almacén típico de pueblo con un altillo empezó la aventura de una pareja joven ilusionada con un proyecto de vida en el que, con mucho gusto, participamos y ayudamos a llevar a cabo.

El proyecto, iniciado por un arquitecto, marcó las bases a partir de las cuales empezamos a trabajar.
A petición de los clientes realizamos cambios en la distribución, además de asesorar en todos los materiales y acabados y supervisión puntual de la ejecución de la obra.

La distribución consta de dos plantas:

  • En la primera se ubican salón-comedor, cocina, baños y habitaciones.
  • En la segunda una zona diáfana sin uso aún específico.

A la zona diáfana se accede a través de unas escaleras situadas en la entrada-distribuidor de la vivienda que, por haberse forrado íntegramente de madera, hacen que sea la pieza protagonista de la vivienda.
Situadas en el centro marcan el punto de división entre la zona de día y de noche.

El salón-comedor consta de doble altura y, desde la sala diáfana, podemos apreciar esta característica desde una barandilla de cristal como si fuera un balcón para ver las vistas.

El comedor y la cocina tienen acceso a una gran terraza con unas vistas impresionantes al campo. Se usó vidrio transparente para construir la barandilla, lo que nos permite disfrutar de la vista desde el interior de la vivienda sin necesidad de salir.

Fue muy agradable trabajar con los clientes por su apreciación de nuestras ideas y por dejarse guiar en todo momento. Estamos muy satisfechos del resultado final y les deseamos lo mejor.



>> Puedes ver otras imágenes del proyecto haciendo clic en las miniaturas.